Pellematic Compact La nueva generación de calderas de pellets compactas

Calderas de pellets ÖkoFEN

ÖkoFEN es fabricante líder en calderas de pellets y uno de los proveedores líderes de varias soluciones para diferentes aplicaciones basadas en energías renovables. Sistemas de calefacción con pellets completos: caldera de pellets, silos de almacenamiento, accesorios hidráulicos, regulación y solar. Ya sea para viviendas unifamiliares, edificios, industria o sector terciario, está usted en la dirección correcta, cuando se trata de calefacción con pellets de madera.

¡Silos de pellets para cada necesidad!

ÖkoFEN no sólo es especialista en sistemas de calefacción de pellets, sino que también ofrece soluciones inteligentes y compactas que ahorran espacio para el almacenamiento de pellets. Los silos textiles están disponibles para cada necesidad de espacio y pellets.
Saber más.

almacenamiento

Últimas noticias de las calderas de pellets ÖkoFEN

¿Qué es ÖkoFEN?

Almacener los pellets correctamente!

Almacén y silo textil para pellets?
Obtenga más información aquí.

Por qué pellets?

Te contamos ocho buenas razones por las que los pellets son la mejor fuente de energía.
Obtenga más información aquí.

Aquí encontrará las preguntas y respuestas más frecuentes sobre la calefacción con pellets

¿Desea obtener una visión general rápida de la calefacción con pellets o necesita respuestas? En nuestras preguntas frecuentes encontrará seguramente lo que busca

 

Preguntas y respuestas sobre los pellets:

En resumen, por razones ecológicas, económicas y de comodidad. Los pellets de madera queman CO2-neutralmente, es decir, emiten exactamente la misma cantidad de CO2 que el árbol ha absorbido del aire y convertido de nuevo en oxígeno.

Calentarse con pellets de madera es muy económico. Dado que el precio no está ligado al precio se los combustibles fósiles, como el gasóleo o el gas, sino que es el resultado de la demanda y la oferta del mercado. Durante los últimos años su precio se mantuvo estable, e inferior al del gasóleo.

La madera es una materia prima regional y la industria de pellets de madera se desarrolla en toda Europa. Esto tiene varias ventajas para el consumidor: apoya la economía regional y promueve el empleo. A diferencia del petróleo, que se suministra cada vez más desde zonas de crisis como Oriente Medio, o del gas, para el que el consumidor depende también de decisiones políticas en el extranjero, los propietarios de calderas de pellets calientan con un combustible local y seguro.

Lo mejor de la calefacción de pellets, es que con todas estas ventajas, ofrece casi el mismo confort que la calefacción de gasoil o gas, y se puede utilizar en todo tipo de aplicaciones: tanto en el sector unifamiliar como en el comercial e industrial. La calefacción de pellets es siempre la solución correcta.

Los pellets de madera son pequeñas briquetas cilíndricas hechas de madera residual seca no tratada (serrín y virutas) de la industria de aserraderos.
Tienen un diámetro de 6 mm y una longitud de 10 a 25 mm. Se prensan a alta presión - sin aglutinantes químicos - y tienen un contenido de agua extremadamente bajo, así como un alto contenido energético y poder calorífico. Los pellets de madera se ofrecen en kilogramos. 1 m³ de pellets tiene un peso aproximado de 650 kg.
Para la comparación:
2 kg pPellets >> aproximadamente 1 litro de gasóleo
1 m³ pellets >> aproximadamente 320 litros de gasóleo 

 

No.

Para la producción de pellets de madera se utilizan principalmente residuos de la transformación de la madera. En la industria de aserraderos, por ejemplo, hasta un 35 por ciento de cada árbol procesado permanece sin usar en forma de astillas y serrín. Esta proporción puede utilizarse para la producción de pellets. Además, la madera es un recurso renovable y España tiene una de las las mayores reservas de madera de Europa, con unos 3.600 millones de m³. Cada año se añaden otros 120 millones de m³ de madera. Sólo alrededor del 70 por ciento de la madera que vuelve a crecer cada año se utiliza de forma sostenible y ni siquiera el 5 por ciento en forma de pellets. Además, un sistema forestal sostenible, prescrito por la ley, garantiza que se descarte la sobreexplotación de los bosques.

Debido a la amplia diversificación de la producción y las estructuras comerciales, los pellets están disponibles en todo el país.
Con una producción de 2 millones de toneladas en 2018, España es uno de los páises con la tasa de producción más alta del mundo. Las fábricas siguen produciendo más pellets de los que realmente se consumen, siendo tanto España como Portugal, grandes exportadores de pellets. Al mismo tiempo que el número de centros de producción, también aumenta paralelamente el número de distribuidores.

Por el contrario, el suministro de gasóleo y gas es todo menos sostenible, ya que los combustibles fósiles se están agotando más rápido de lo esperado.

Los productores de pellets están invirtiendo, pensando en el futuro.
La capacidad de producción de aumenta constantemente. Con nuevas inversiones, se están preparando para la creciente demanda. Actualmente, alrededor del 30 por ciento de la producción se exporta al extranjero.
Como todos los mercados energéticos, el precio de los pellets está sujeto a ciertas fluctuaciones. Sin embargo, el mercado de los pellets es transparente gracias a la amplia gama de productos que se ofrecen y, por lo tanto, es muy agradable para el consumidor. El precio de los pellets ha permanecido estable durante diez años, a diferencia de los combustibles fósiles como el gasóleo y el gas. En los últimos ocho años, el precio del gasóleo se ha duplicado, y el precio de los pellets ha subido menos de un 20 por ciento en el mismo período.
En general, la recomendación es llenar los silos de pellets en verano, ya que el precio en invierno puede ser más alto que en los meses de verano.

El precio de los pellets no está vinculado al precio del petróleo y depende de la oferta y la demanda.
En los últimos años, el precio de los pellets se ha mantenido estable. La independencia de la especulación bursátil o de las crisis internacionales, que son comunes en el comercio de combustibles fósiles, por ejemplo, representa una seguridad adicional para la estabilidad de los precios de los pellets de madera.
Este tipo de calefacción ecológica, con emisiones de CO2 neutras, también cuenta con el apoyo del gobierno en forma de subvenciones para la instalación de calderas de biomasa. Los pellets, al ser un combustible barato, amortizan la compra de una nueva y moderna caldera de pellets en pocos años.

La energía necesaria para la producción de pellets es de aproximadamente el 2,7 por ciento del valor calorífico de los pellets.
En comparación, el consumo de energía para el gasóleo de calefacción es de alrededor del 12 por ciento, para el gas licuado de alrededor del 14,5 por ciento.

El sello de calidad ENplus está disponible para los pellets desde enero de 2010 para garantizar un funcionamiento eficiente y respetuoso con el medio ambiente de los sistemas de calefacción de pellets.
Por ejemplo, los pellets secos liberan mucha más energía que los que tienen un alto contenido de humedad. Además, la tecnología de combustión se puede ajustar con gran precisión utilizando pellets estandarizados, lo que permite que el contenido de energía de los pellets se utilice hasta un 95 por ciento. Los que calientan con pellets de alta calidad también tienen que hacer menos limpieza. Con sus estrictos límites, la nueva norma garantiza una calidad de pellets perfecta en toda Europa. Por primera vez, se controlará toda la cadena de suministro, desde la producción hasta la entrega al cliente final, garantizando así un alto nivel de protección del consumidor. Esto define no sólo el valor calorífico sino también el contenido de agua, el contenido de cenizas, la longitud y el diámetro y otros criterios. Por lo tanto, cuando compre pellets, asegúrese de que estén marcados con los sellos de calidad ENplus y DINplus - ¡los criterios de calidad correspondientes son vinculantes para los fabricantes probados! Más información en www.enplus-pellets.de

El poder calorífico de los pellets está estandarizado en 4,9 kWh/kg.
El poder calorífico de un litro de gasóleo de calefacción extra ligero es de 10 kWh/l y el de 1 m³ de gas natural es también de 10 kWh.
Por lo tanto, se aplica: 2 kg de pellets ~ 1 litro de gasóleo de calefacción extra ligero ~ 1 m³ de gas natural.

Básicamente hay dos posibilidades: Un depósito de silo textil de tejido de poliéster de alta calidad o un almacén de pellets.
El silo textil es rápido y fácil de instalar, económico y hermético al polvo. Sin embargo, el tejido sigue siendo permeable al aire y, por lo tanto, el depósito es la opción de almacenamiento perfecta para los pellets. Si está protegido contra el sol y la lluvia, puede incluso colocarse fuera de la casa. Además, los innovadores silos de tela tienen un 60 por ciento más de capacidad de almacenamiento con el mismo requerimiento de espacio. Los pellets se entregan en un camión cisterna desde el cual los pellets son soplados al depósito o depósito por medio de aire comprimido. A diferencia del petróleo, los pellets no causan molestias por olores y se almacenan de forma limpia y cómoda como de costumbre.

Cuando se almacenan en seco, los pellets pueden almacenarse indefinidamente.

No sólo los pellets deben ser de alta calidad, sino también el equipamiento y el diseño del almacén.
Por lo tanto, las paredes, el suelo y el techo del almacén deben estar completamente secos, ya que de lo contrario los pellets de madera pueden hincharse y desintegrarse. Los pellets húmedos pueden provocar fallos de funcionamiento durante el transporte desde el almacén hasta la caldera de pellets y durante la cocción.
Si dispone de su propio almacén de pellets, éste debe tener siempre un suelo liso e inclinado con una inclinación de al menos 45 grados. Si no se dispone de suelo inclinado, la inclinación es demasiado baja o la superficie demasiado rugosa, se forma una cuña con pellets.

No hay combustión sin emisiones.
Sin embargo, los sistemas de calefacción de pellets queman CO2-neutralmente, ya que sólo se libera la cantidad de dióxido de carbono que el árbol ha absorbido durante el crecimiento y que también se liberaría durante la pudrición natural. Por lo tanto, las emisiones de CO2 son muy bajas. Además, los sistemas de calefacción de pellets ya están por debajo de los límites de polvo fino establecidos por la más estricta Ordenanza Federal de Control de Inmisiones (BImSchV) para 2020. la supervisión de la combustión, el suministro automático de combustible y la regulación del aire - junto con el combustible estandarizado y seco hecho de madera no tratada sin aditivos - significan que los sistemas de calefacción de pellets ya pueden cumplir con estos estrictos criterios hoy en día sin necesidad de filtros.

Invertir en un nuevo sistema de calefacción le beneficia durante 15 a 20 años - el consumidor quiere un sistema de calefacción sostenible con costes de combustible calculables.
Con una gama de productos adicional, usted ofrece a sus clientes más posibilidades de elección y, por lo tanto, más atractivo. En un paso más, al especializarse en sistemas de calefacción de pellets, por ejemplo, puede incluso crear una propuesta de venta única para usted en comparación con sus competidores en las inmediaciones. Como especialista en combustibles regenerativos, usted puede crear una base de clientes ampliada. Ya sea para radiadores, calefacción de pared o suelo radiante, para casas unifamiliares o edificios comerciales. Las soluciones de sistema de ÖkoFEN, que consisten en calefacción de pellets, colector solar y acumulador tampón a juego, simplifican la planificación para cada especialista en calefacción, reducen los tiempos de instalación gracias a los componentes preinstalados y garantizan a sus clientes un sistema uniforme y funcional. La amplia red de servicio al cliente de ÖkoFEN garantiza viajes cortos y un servicio rápido.