Nuestra historia

De pionero a especialista europeo en sistemas de calefacción de pellets

 

Los inicios del especialista de calefacción de pellets
ÖkoFEN fue fundada en 1989 por el Ing. Herbert Ortner. La investigación y desarrollo ecológico era y sigue siendo nuestra vocación en el pequeño campo de tiro con biomasa y se encuentra en el nombre de nuestra empresa. El motor de la fundación de la empresa fue la situación de los años ochenta, es decir, el período posterior a la crisis de los precios del petróleo. Herbert Ortner no pudo aprovechar que se gastan miles de millones en fuelóleo. La madera CO2-neutral está justo delante de la puerta de entrada. Esa fue la hora del nacimiento de nuestra pasión por calefacciones de biomassa, al principio sistemas de astillas de madera.

Herbert Ortner empezo en el establo de los suegros. En aquel momento era todavía un pequeño equipo: Herbert Ortner, su mujer y dos empleados, que siguen trabajando para ÖkoFEN en la actualidad.

Herbert era vendedor, montador, técnico de servicio y director general, todo en uno. Muchos se burlaban: "Está loco Ortner. va al establo y suelda las calefacciones". Paso a paso, la empresa ha crecido.

Pronto se hizo evidente que las astillas de madera como combustible sólo eran adecuadas para uso agrícola o para plantas más grandes. Por ello, ÖkoFEN buscaba una solución práctica para viviendas.

Fueron los pioneros en la instalación de una caldera de pellets , aunque el combustible era un 20% más caro que el combustible de calefacción en ese momento. Además, los costes de inversión eran claramente superiores a los de una calefacción de gasóleo. Estos primeros clientes estaban entusiasmados y dispuestos a aceptar algunos fallos que pudiera tener la caldera en su desarrollo. Con la ayuda de estos clientes, hemos desarrollado constantemente la calefacción con pellets. De este modo, fue posible desarrollar un producto de alta tecnología , que satisface plenamente los requisitos actuales para un moderno sistema de calefacción. Ya en el año 2000 se produjeron más de 1.000 calderas de pellets y en el año 2003 más de 2.000 calderas. Para 2018, se habían producido aproximadamente 80.000 calderas de pellets en todo el mundo, con clientes satisfechos, 30 años después de la fundación de la empresa, disponemos de modernas instalaciones de producción y empleamos a unas 400 personas en todo el mundo.